Ir al contenido principal

Gestión ágil de proyectos de consultoría de RRHH

Estaba hasta el moño de la poca flexibilidad que la gestión de proyectos clásica me ofrecía. Las consecuencias negativas de este tipo de gestión, entre otros: proyectos paralizados que se hacían eternos por el abuso del tiempo de planificación; retrabajos y entregables que aportaban poco valor y me consumían mucho tiempo; soluciones complejas e implantaciones pobres;  resultados poco fiables por preservar el detalle del diseño previo o lo detallado en la oferta.

Y entonces, un día descubrí la perspectiva ágil y los valores del agilismo recogidos en su manifiesto. Y que ofertando/gestionando de manera ágil los proyectos de consultoría de RRHH podía adaptar mucho mejor el curso del desarrollo del proyecto a la evolución de los requisitos y circunstancias de la empresa-cliente en todo momento. Así, mi cliente se convertía, como por arte de magia, en un colaborador más en el proyecto.  Y podía despreocuparme de la planificación detallada de la solución y de los planteamientos y requisitos de la oferta o contrato inicial.  Y todo ello para poner la mirada en la flexibilidad y en la implantación temprana de cambios.

Así que ya no me estreso anticipando requisitos, diseñando al detalle, planificando de manera pormenorizada. Tampoco preveo con antelación acciones de seguimiento sino que me dejo sorprender por lo que ocurra. Y esto es así porque  la gestión ágil de los proyectos de consultoría de RRHH se formulan sobre el concepto de Adaptación (si, con mayúsculas) facilitando la participación y autogestión del equipo interno de proyecto de a través de la visión, el gusto por la exploración y la adaptación constantes. ¡Pura consultoría artesana!

En estos tiempos de incertidumbre he podido evidenciar que la gestión ágil de proyectos de consultoría de RRHH permite ofrecer:


1. El mayor valor posible con respuestas basadas en la Innovación y la Flexibilidad

2. Una reducción considerable del tiempo de desarrollo e implantación de los cambios. Solapo diferentes etapas del desarrollo del proyecto, incidimos en hacer tempranas y primeras implantaciones clave de los cambios que son más prioritarios para el cliente, se generan pruebas piloto para que se puedan lanzar "primeras versiones", dinamizo equipos internos de proyecto autogestionados, entre otros.

3. Resultados fiables. El paradigma clásico de la gestión de proyectos se centra en los entregables y la fiabilidad en el cumplimiento de la planificación prevista. La gestión ágil de los mismos es un diseño e implantación artesanos. Y como  no se conoce el detalle del servicio de consultoría que se va a desarrollar, el objetivo es la fiabilidad respecto a los resultados y el tiempo de implantación.

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Check-in, check-out y el silencio en las reuniones

En nuestro trabajo pasamos mucho tiempo reunidos. Percibimos muchas de las reuniones como poco productivas y nos sentimos frustrados porque: no sabemos exactamente cuál es el propósito de la reunión, no la valoramos relevante para nosotros yy porque estamos ensimismados en conversaciones privadas (internas) y distraídos con otros temas no relacionados con el encuentro que nos dificultan estar concentrados en la tarea. Si nuestras expectativas no están alineadas con el propósito de la reunión difícilmente podemos mantener debates sinceros, resolver problemas, tomar decisiones y generar compromisos.
Los procesos de check-in (introducción o ritual de entrada) y check-out (cierre o ritual de salida) son herramientas que permiten aumentar la productividad de las reuniones de trabajo. Supone invertir unos primeros minutos de calidad al inicio del encuentro para establecer un contexto compartido que incluye los objetivos de la reunión y la información contextual relevante. Estos procesos ayuda…

Gamestorming: diseñando la caja

Comunicar nuestra marca personal 2 de 3

¿Cómo contamos lo que somos y cómo debemos hacerlo?

EL EMISOR Y EL RECEPTOR COMO OBSERVADORES DISTINTOS DE LA REALIDAD. De la función parlante a las competencias conversacionales.
Maturana propone, por último, que el proceso de construir la realidad puede ser entendido como un fenómeno conversacional, entendiendo por conversar el “entrecruzamiento del lenguajear y el emocionar”. Las competencias conversacionales permiten a quienes queremos trasmitir nuestra imagen de marca comprender a nuestra audiencia, clientes y clientas, público objetivo o interlocutores o inteelocutoras desde una escucha activa, y generar un habla que proponga e indague desde el respeto.
Se requiere desarrollar competencias conversacionales entendidas como aptitudes y actitudes para establecer conversaciones que logren expandir el horizonte de posibilidades y la capacidad de acción propia y de las demás persopnas
Las competencias conversacionales son habilidades para escuchar, hablar asertivamente, consensuar signi…