Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2015

Herramientas colaborativas para planificar eventos

El mundo de la organización de eventos, como cualquier otra actividad humana, está construido en torno a metas y retos. Queremos llegar de una condición inicial a un futuro deseado y entre ambos hay un espacio de reto, un terreno por recorrer. Y en la mayoría de las ocasiones las metas son deliciosamente difusas y vagas lo que nos hace recurrir a marcos de trabajo colaborativos y creativos para prototipar, explorar, experimentar, probar y fallar rápido para poder ofertar un evento atractivo a nuestro público objetivo (y diferenciarnos de la competencia). Para ello podemos utilizar técnicas de Gamestorming
En varias ocasiones he tenido la oportunidad de dinamizar las reuniones de equipos de proyecto que organizan eventos.

Organización de eventos: eventualidad y programación

La palabra evento proviene del latín eventus, que significa acontecimiento, suceso, eventualidad única e irrepetible.  Si bien un evento es –por definición de la Real Academia Española- un acaecimiento, una eventualidad, un hecho imprevisto, también es un suceso importante y programado, de índole social, académica, artística o deportiva. 
La eventualidad de un acontecimiento que ha sido programado
Me gusta este aparente contrasentido.  Lo eventual de un evento es un intangible que excede deliciosamente al organizador. Asumimos que nuestros esfuerzos de planificación al detalle es una mera ilusión de control. Nos dejamos sorprender por lo que ocurra, confiando y permitiendo que del caos surja y suceda algo mejor que lo programado. 

Mirado así, cualquier evento es una oportunidad única e irrepetible para generar experiencias memorables, eso es un evento. Y estas experiencias se quedan grabadas en la mente de los participantes por siempre. ¿No es esto lo que sueña toda marca?

En este enlace …